¿Qué se necesita para alcanzar los objetivos propuestos?

Estándar

 

¿Qué se necesita para alcanzar los objetivos propuestos?

Yannis Lobaina

Ayer mientras conversaba vía messenger con mi gran amiga, y hermana espiritual Arema Arega, quién es una maravillosa artista: Músico, pintora, diseñadora, y para colmos excelente consejera. Ambas concordamos que nuestros pequeños logros desde que vivimos fuera de nuestra Cuba, ha sido nuestra gran PERSEVERANCIA y  pasión con que nos entregamos a realizar las cosas.

Hoy, después de haberme ganado un fondo de arte para desarrollar mi documental en Toronto. Aquí,  pueden encontrar la info. Ganar este Micro-Grant me ha dado uno de los mas felices momentos de mi vida en Canada. Agradezco infinitamente que existan estas plataformas en Toronto, para ayudar a incertivar el arte en los nuevos inmigrantes. Maravillosa idea de acogernos y hacernos parte de la sociedad canadiense.

Al poner la noticia en mi FB, muchos conocidos me escribieron preguntándome ¿Qué hice para ganarme esto? ¿Como lo logré? Esta es una de las razones por la que me detenido a escribir tan  atípico post, y explicarles  a todos, que cuando vemos que una persona tiene o ha logrado el éxito.El mismo va acompañado de muchos esfuerzos, desvelos, luchas internas que nadie puede ver a simple vista. Es como un gran Iceberg.

Igual les dejaré  algunos tips útiles que siempre leo en las redes sociales y que quizás puedan aplicar a sus vidas o proyectos personales…

  1. Descubrir tu pasión. Que para obtener triunfos en la vida la mayoría de las veces debemos esforzarnos, es una realidad. Pero esa búsqueda no tiene por qué representar un sufrimiento, Cualquiera sea la actividad que hagas, debería ser un disfrute para ti. En otras palabras, si amas aquello que estás haciendo, sin dudas el camino hacia tus logros será más placentero e incluso divertido. Piénsalo de esta manera: si no alcanzas los objetivos planteados… ¡al menos la habrás pasado bien!
  2. Poseer una visión clara. Puede parecer demasiado obvio, pero para conseguir algo, primero debemos saber exactamente qué es lo que deseamos. Es fundamental tener bien clara la meta para así continuar firme en el camino y no desfallecer ante el primer obstáculo. Si no tienes claro qué buscas, poco podrás hacer para conseguirlo. Ese objetivo tiene que estar bien definido y debe ser tu motor, aquello que te dé el impulso necesario para continuar hasta alcanzarlo. No dejes que tu sueño se debilite; por el contrario, aliméntalo cada día.
  3.  Delinear metas realistas. Puedes y debes “soñar a lo grande”, por supuesto. Pero a fin de sentir que realmente vas conquistando objetivos, lo mejor es que traces metas cercanas y alcanzables. Es decir, tu objetivo no debe ser tan difícil como para no llegar nunca a él.Un ejemplo un tanto exagerado, pero que ayuda a comprender este punto: ¿No es más razonable proponerse reducir un kilo de peso corporal por semana que buscar “bajar 20 kilos en 15 días”? Te sentirás feliz alcanzando en forma continua esas “pequeñas metas”, en lugar de querer alcanzar de una vez ese “gran logro”, prácticamente imposible. No te auto-engañes. Sueña, sí, pero no dejes de ponerle cimientos a tus sueños…
  4. Mantenerse motivado, a pesar de todo. Si estudias casos de personas exitosas, o que han realizado algo relevante en su vida, podrás comprobar que muchas veces se trata de historias con “subidas y bajadas”, e incluso con muchos intentos y fracasos antes de lograr el triunfo. Los ejemplos sobran. Basta con leer algo sobre la vida de Henry Ford, Thomas Alva Edison, Abraham Lincoln o Walt Disney, entre muchos otros. ¿Sabes que todos ellos “fracasaron” muchas veces antes de alcanzar el éxito? Sin embargo, no se echaron atrás por esas derrotas aparentes, pues sabían ver a esas situaciones como parte del proceso, como pasos que los acercaban más y más a la meta. Para no sucumbir ante esas trabas que se presentan hace falta una cualidad: la quizás. Es importante que te des ánimo a ti mismo todos los días, así que el optimismo también es indispensable.
  5. Ser flexible. Está muy bien que definas claramente tus metas, como ya hemos visto. No obstante, intenta mantener una cierta flexibilidad. Las visiones estructuradas, la falta de apertura mental, no conducen más que al fracaso, pues la vida está llena de cambios y sucesos inesperados. Las personas exitosas son aquellas que saben adaptarse a las distintas alternativas que se le presentan y están dispuestos a empezar de nuevo, si es necesario. Recuerda que incluso los mejores planes a veces deben ser redefinidos. Deja a un lado la rigidez, y ten en cuenta que en esas ocasiones una cuota de buen humor ayuda mucho también.
  6. ¡Hacerlo! Aquellos que tienen éxito no solo se sientan a pensar, a hacer planes y a “soñar de lo lindo”. ¡Son “personas de acción”! Delinea tu estrategia, plantéate los pasos a seguir, determina objetivos claros, define una metodología, establece plazos, pero finalmente… decídete a hacerlo. Actúa en forma constante, no dejes de dirigirte hacia tu meta.

Ser  perseverante, tener focus en mis sueños, y sobretodo ser muy agradecida  han sido la clave de toda mi vida para lograr mis objetivos propuestos.Recuerda siempre que “el viaje de mil leguas comienza siempre con el primer paso”.