Siete libros y una playlist para celebrar el centenario de Eliseo Diego.

El 2 de julio 2020, Eliseo Diego cumpliría 100 años de nacimiento. Desde mi otra orilla, Toronto, yo también, quiero celebrar y recordar su centenario. Para ello, he escogido siete libros de su autoría, los únicos que pude traer en mi travesía.

Siete libros que desde mi niñez me acompañan o han sido referentes de mis lecturas. De este modo, ustedes queridos lectores, seguirán descubriendo un poco más mis mapas literarios.

  1. Soñar despierto con ilustraciones de Rapi Diego (Constante “Rapi” Diego (1949-2006) fue un cineasta e ilustrador cubano). Publicado en Editorial Gente Nueva, La Habana, Cuba.
  2. El silencio de las pequeñas cosas. Selección y prologo de Juan Nicolás Padrón Barquín. Publicado en Editorial Letras Cubanas, La Habana, Cuba.
  3. En la Calzada de Jesús del Monte. Publicado en Editorial Letras Cubanas, La Habana, Cuba.
  4. Cuentos de Eliseo Diego. Publicado en Ediciones Unión, La Habana, Cuba.
  5. Un hondo bosque de sueños ( Notas sobre la literatura para niños).Publicado en Ediciones Unión, La Habana, Cuba.
  6. En otro reino frágil. Publicado en Ediciones Unión, La Habana, Cuba.
  7. Elíseo DiEgo : el juEgo de diEs?. Este es un libro muy especial, es una monografía académica de la obra de Eliseo Diego y a la vez, un gran juego de abalorios magistralmente escrito por Rafael Almanza Alonso.

Aquí, les comparto algunos de sus tantos poemas que desde mi adolescencia me acompañan, y aún me siguen gustando.

Testamento, de Eliseo Diego

Habiendo llegado al tiempo en que
la penumbra ya no me consuela más
y me apocan los presagios pequeños;

habiendo llegado a este tiempo;

y como las heces del café
abren de pronto ahora para mí
sus redondas bocas amargas;

habiendo llegado a este tiempo;

y perdida ya toda esperanza de
algún merecido ascenso, de
ver el manar sereno de la sombra;

y no poseyendo más que este tiempo;

no poseyendo más, en fin,
que mi memoria de las noches y
su vibrante delicadeza enorme;

no poseyendo más
entre cielo y tierra que
mi memoria, que este tiempo;

decido hacer mi testamento.

Es este:
les dejo
el tiempo, todo el tiempo.

ELEGÍA PARA UN HOMBRE LLAMADO GONZALO

Esta es una elegía para mi amigo Gonzalo

Que no fue un héroe ni fue

un gran músico ni

siquiera un novelista famoso. Fue,

sencillamente, Gonzalo.

                                Tenía

la cara redonda de azoro

de tanto sentirse ser

Gonzalo.

            Y tenía

unas gafitas montadas al aire que

nunca le sirvieron mucho, a

Gonzalo.

            Se equivocaba,

de puras ganas de

no equivocarse,

                      Gonzalo.

Esta mañana recuerdo cómo

nunca le hizo daño a nadie

a sabiendas, por gusto.

                                  Y lo llamo,

aunque sé

que nunca va a responderme, sólo

por el gusto de saber que una vez

hubo un hombre que fue,

sencillamente, a su modo, Gonzalo.

Eliseo Diego, pasó los últimos años de su vida en la Ciudad de México, donde murió en la primavera del año 1994. Y desde allí, con ese sentimiento, que todos los que inmigramos sabemos muy bien, escribió este gran poema, que cada vez que lo leo, me hace llorar.

Si me obligan, me robaré La Habana.

La romperé, verás, con un martillo.

Traeré de contrabando, en el bolsillo,

la noche, nuestro mar y tu ventana.

Si me obligan, me robaré el pasado.

Me llevaré mi calle y sus portales,

tu juventud, un verso, las postales

de esa islita que el odio me ha negado.

Si me obligan, me robaré La Habana

piedra por piedra, amor, pena por pena.

Mi vida rompo, guardo los pedazos.

Escapo antes que sea de mañana.

Me verás dando tumbos por la arena

como quien lleva a su mujer en brazos.

Eliseo Alberto Diego.

Les comparto otras fuentes en la que pueden leer más sobre su obra, les aseguro que les encantará.

http://amediavoz.com/diegoEliseo.htm

Asombro

Me asombran las hormigas que al ir vienen
tan seguras de sí que me dan miedo
porque están donde van sin más preguntas
y aunque asomos de vida son perfectas
si minúsculas máquinas que saben
el dónde y el adónde que les toca
y a la muerte la ignoran como a nada
si no fuese tan útil instrumento
con que hacer de lo inerme nueva vida.

Pero aunque agrande su minucia viva
el azoro redondo en que las miro
y me apena que no se sepan nunca
tal como son en su afanarse oscuro
ya tan inmemorial como la Tierra

más me asombra mi pena y me convence
de que saberse el ser bien que la vale
aun cuando el precio sea tan alto como
el enorme silencio de allá afuera.

View this post on Instagram

#CentroOnelio #CentenarioEliseoDiego

A post shared by Centro Onelio (@centroonelio) on

http://www.granma.cu/cultura/2020-06-30/centenario-de-un-gran-poeta-eliseo-diego-30-06-2020-21-06-47

http://www.acn.cu/cultura/67003-les-dejo-el-tiempo-todo-el-tiempo-dijo-eliseo-diego-a-vigia.

Cómo siempre, les dejo música, esta vez, de la trova cubana, inspirada en los versos del gran poeta Eliseo Diego.

De este modo, ustedes queridos lectores, seguirán descubriendo un poco más mis mapas literarios. No olviden dejarme sus comentarios, que son como abrazos para mi.

Gracias, y bendiciones,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .